Noche de la Tierra: ¡nosotros nos unimos!

La Noche de la Tierra del 23 de septiembre consiste en apagar la luz artificial durante toda una noche para llamar la atención sobre la contaminación lumínica existente.

En Bresser apoyamos la campaña de la Noche de la Tierra porque la experiencia de una noche oscura bajo el cielo estrellado está reservada a cada vez más personas. Muchos niños de grandes ciudades nunca han visto la Vía Láctea con sus propios ojos. La astronomía se convierte cada vez más en una ciencia abstracta sin relación con la propia vida. Pero la lucha contra la contaminación lumínica no sólo concierne a los astrónomos aficionados que quieren experimentar o fotografiar cielos estrellados con telescopios o prismáticos. Las noches brillantes dañan la naturaleza de muchas maneras. El exceso de luz artificial afecta a gran parte del reino animal, incluidos los insectos, la avifauna y, especialmente, los hábitats en las masas de agua o en el mar. Los humanos también sufrimos un ritmo día-noche alterado, y los riesgos para la salud son cada vez más claros. Para nosotros, no sólo la astronomía, sino también la observación de la naturaleza es parte de nuestra pasión.
Deseamos que la campaña tenga éxito, y que en el futuro podamos disfrutar no sólo de una noche oscura al año. Las consecuencias de la contaminación lumínica te las muestra la iniciativa Padrinos de la Noche:

¿Cómo puede participar?

La acción es más fácil que nunca y todo el mundo puede participar, incluso en las próximas noches. Aquí encontrará importantes soluciones para reducir la contaminación lumínica claramente resumidas:

 

Los puntos más importantes para usted de un vistazo:

    1. Apagar la iluminación exterior, por ejemplo la del jardín, la de la fachada, etc.
    2. Cierre las persianas, las cortinas enrollables o las cortinas: así no estará sentado en la oscuridad, sino que saldrá menos luz al exterior
    3. sólo iluminar hacia el suelo donde sea necesario
    4. utilizar detectores de movimiento
    5. si se necesita luz, utilizar fuentes de luz amarillentas (hasta un máximo de 2700K de temperatura de color)

Y ahora: ¡Apaga la luz y disfruta del cielo estrellado!