Monturas

Con una montura azimutal la óptica se coloca en una horquilla y el tubo puede ser movido por el usuario, horizontal y verticalmente. La montura azimutal se recomienda para principiantes astronómicos. Los objetos en el cielo se pueden ajustar rápidamente y con facilidad. En monturas ecuatoriales el seguimiento se realiza con dos ejes perpendiculares rotatorios (eje de declinación y hora). La montura ecuatorial se dirige y fija con el eje hora a la estrella Polar. Así orientado, la montura se ajusta con el tubo únicamente en el eje hora y con ello contrarresta la rotación de la Tierra. Por lo tanto, el objeto del campo de visión del ocular permanece en el centro. Los Motores de seguimiento equilibran la rotación de la Tierra alrededor de su eje polar en la dirección exactamente opuesta.